Alevín A Federado vs. C.F. Rayo Majadahonda “B”

Están esos días en los que la imaginación no te nace y esos otros en los que tienes tantas ideas que no sabes en cuál centrarte o cómo expresar todo lo que te gustaría contar. De repente me he vuelto a encontrar, de vez en cuando necesitamos un cambio de chip simplemente para ver el vaso medio lleno, en vez de medio vacío.

A todos los sitios hay que ir con la mente abierta, porque lo que puede parecer un partido más de liga te puede enseñar muchas más cosas de las que esperas, te puede recordar lo que significa representar a Electrocor y lo que es un equipo que respeta. A veces, los resultados no salen como nos gustaría, pero un abrazo del entrenador, el corro del final del partido, un grito con la fuerza con la que lo hicisteis y el aplauso de la grada en pie al finalizar el encuentro, indican que las cosas están bien hechas y que la esencia del fútbol no se pierde.

Sabíamos que nos enfrentábamos a un partido muy exigente, contra uno de los equipos de la parte alta de la tabla que no nos iba a poner las cosas fáciles. Ambos equipos empezamos el partido muy serios, muy concentrados, intentando no cometer errores. Pero a veces nos faltaba paciencia con el balón, muchas veces estamos solos y no nos paramos a controlar, mirar, pensar qué podemos hacer, pasar y movernos para facilitar el juego.

En la primera parte gozamos de una clara ocasión de gol, Yofre tras escabullirse del portero dejándole atrás y llegar casi hasta la línea de fondo se topó con un rival que sacó la bola bajo palos, no nos acompañó la fortuna.

Desde el banquillo el cuerpo técnico hizo varios movimientos tácticos que nos dieron frescura y un giro más de rosca. Ya en la segunda parte, después de la siempre necesaria charla técnica para ajustar detalles, salimos más fuerte a presionar arriba, con más intensidad, en cuanto les apretábamos un poco conseguíamos que cometieran algún error.

Tuvimos otra ocasión clara para ponernos por delante en el marcador, Sergi tras cazar un grandísimo pase en profundidad y cabalgar con el balón para quedarse solo, en un mano a mano con el portero no tuvo la fortuna de ver puerta y el guardameta la paraba perfecta.

Y el fútbol es así, si la suerte no te acompaña, en una jugada fortuita, en la que no atinamos para defender bien, primer tiro y gol para el equipo contrario (1-0). Intentamos reaccionar, luchamos hasta el final, pero no pudimos hacer nada por cambiar el marcador.

El trabajo táctico fue muy bueno y quedémonos con esta frase para nunca dejar de trabajar, de esforzarse y de luchar, porque:

Cuando menos te lo esperas, porque estás perdido y las cosas no te salen, el trabajo da sus frutos y todo vuelve a fluir, todo te vuelve a salir, todo lo oscuro vuelve a brillar.

Un momento, si pensabais que la crónica terminaba aquí, nada de eso, aprovecho la ocasión para dar la bienvenida al nuevo integrante del cuerpo técnico y bautizarles como el “Trío R”, SeRgio, BoRja y CaRlos. Con estos jugadores, estos entrenadores, esta afición y este escudo creo que poco más se puede pedir, con vosotros hasta el final, a disfrutar, trabajar y dejarse la piel todos a una.

¡Enhorabuena a jugadores y entrenadores! Porque muchas veces nos parece fácil lo que hacéis y estar dónde estáis, pero nada de eso, todo es fruto de un esfuerzo previo.

¡Aúpa Electrocor!

Categorías Alevín Noticias