Alevín A Federado vs. Gimnastica Colmenarejo C.F.

Sexta jornada de liga. Volvemos a jugar en casa en el campo que mucho nos cuesta jugar, tanto por las dimensiones del terreno de juego, como por lo mal que rueda la pelota en él, ya que se ve más el caucho que el propio césped artificial. Aun así los chavales salieron animados a disputar en encuentro.

La primera parte sinceramente fue un tanto extraña. Ninguno de los dos equipos lograba enlazar ningún tipo de pase, ni jugada, ni nada que pareciera fútbol. Es más, en muchos momentos parecía que estábamos viendo un partido de voleibol, balones por arriba de cabeza a cabeza, rechaces por arriba, y ninguno de los dos equipos era capaz de bajar la pelota y proponer algo diferente. En el rostro del míster se reflejaba que algo no estaba carburando bien.

Final de la primera parte 0-0.

Una primera mitad sosa y sin prácticamente nada que resaltar. Bueno, salvo la diferencia de altura de los dos centrales del equipo contrario, que se rumoreaba vinieron conduciendo el autobús de su expedición je, je, je.

Pero si la cosa no iba fina en la primera, la segunda comenzó igual, y con un despiste en la zaga, tras un disparo que rebotó en el poste, ellos lograron abrir el marcador y colocarse por delante. 0 – 1 minuto 39.

Tocaba otra vez modificar algo y llamar a la épica. Sergio se puso a ello y modificó dibujo, posiciones y estado anímico de los chavales con sus indicaciones. Se empezaron a realizar internadas por las bandas de los extremos, y así lograr que los enormes centrales no intervinieran de forma tan clara como hasta el momento.

Varios tiros de Lucas y Sergi, y saques de esquina muy bien ejecutados por Noah, lograron empezar a meter al equipo contrario en su campo. La sensación de que se podía remontar inundó a los nuestros que contraatacaban de forma insistente y muy efectiva.

Ya en el min 52, internada por la banda de Sergi que realizo un buen tiro que el portero no pudo atajar correctamente, quedándole el balón franco a Lucas para empujarlo al fondo de la red. 1 – 1 con los nuestros enchufados y animados al ver que se les podía ganar.

De ahí hasta el pitido final, fueron muchas las ocasiones las que tuvieron los nuestros. Remates al palo, tiros por alto, paradas del portero contrario. Pero ya no quedó tiempo para sellar una victoria, que para este humilde cronista, hubiera sido más que merecida.

Se pudo ganar, pero la suerte no estuvo de nuestro lado esta vez. Un empate que nos hace haber jugado con los equipos de la parte alta sin haber perdido con ninguno.

Mención especial esta vez a nuestra afición que siempre está ahí, animando y apoyando a los chicos, con mensajes de respeto y apoyo incondicional.

Y una segunda mención, para los no convocados que se acercan si pueden a animar a los suyos, y demostrar que se está a muerte con el grupo.

AÚPA ELECTROCOR. TODOS SOMOS UNO.

Categorías Alevín Noticias