Alevín A vs. UD San Sebastián De Los Reyes E

Venía el equipo de la jornada anterior de hacer uno de sus más brillantes partidos de la temporada frente a uno de los grandes de arriba y tocaba enfrentarse al último clasificado que cuenta sus partidos 14 partidos con sendas derrotas y una media de más de 6 goles por encuentro. Con estos mimbres todo parecía indicar una visita cómoda y placentera, y nada más lejos de la realidad.

Es cierto que el terreno de juego era uno de los peores en los que hemos tenido que competir pero era el mismo para los dos equipos y mientras ELC salió desconectado, relajado, falto de intensidad, con un juego vulgar en todas las líneas, el SANSE sin hacer un gran juego tenía las ideas muy claras con un ímpetu y alegría impropio de un equipo que se encuentra en su posición, y que sin duda mereció la ovación final del partido de toda la afición porque muy cerca estuvieron no de ganar los buenos, si no los que más lucharon.

Entrando en el partido, arrancó este de forma brusca e inesperada, con una gran presión local y con numerosas faltas y saques de esquina a nuestro favor de las que no sacamos todo el rédito que deberíamos.

La estrategia del SANSE, que nos tenía muy estudiados, provocó que nuestro juego fuera horrible durante varias fases del partido y nos dejo sin argumentos deportivos, no sabíamos si jugábamos en corto o en largo, la presión local provocaba la desconexión entre líneas, había un gran individualismo y faltaba la idea general de “equipo” donde se buscaba hacer la guerra cada uno por su cuenta olvidando el concepto más básico y elemental del fútbol, “control, pasé y desmarque”, cambiándolo por el “control, ya me la juego yo, no me muevo que me canso y los pases cuanto más difíciles mejor”.

Nuestro fútbol resultaba demasiado previsible y confuso, había falta de actitud del equipo y el partido salió adelante por algunos destellos en determinadas jugadas concretas que venían a confirmar lo que podemos hacer cuando queremos, como el tercer gol que fue una magnífica jugada triangulada al primer torque y coronada por un nuevo gol del pichichi del Grupo.

A pesar de la victoria por 2 – 3 y los 3 puntos en juego, este sábado había de inicio mucha desgana y ganas de repartirse los goles de la supuesta goleada. Esta lección debe servirnos para corregir la falta de esfuerzo y la voluntad de comerse al contrario, o la próxima tendremos un accidente porque todos van a querer ganarnos al ser un referente en la clasificación ganada por méritos propios.

Una de esas grandes frases del Cholo que ha hecho grande al Atlético de Madrid es aquella en la que afirmo…. “El esfuerzo no se negocia. Ni tolero el conformismo. La pasividad está alejada de mí”.

Mensaje para navegantes.

JMC

Categorías Noticias