Alevín A vs. Unión Collado Villalba

Partido de la decimoséptima jornada donde conocíamos de antemano el resultado de nuestros más directos rivales y sabíamos que no se podía fallar. El resultado finalizó con un 1 a 1 donde al equipo local le supo a gloria y a los nuestros un regusto muy amargo pues el pinchazo nos mete en problemas para mantener la segunda plaza si el día 2 abril no sacamos un buen resultado con el Pozuelo.

El partido estuvo marcado por un día muy frio y con un viento muy fuerte que influyo decisivamente en el desarrollo del partido en función de la parte del campo que se ocupase. En estas circunstancias practicar un buen futbol se hacía muy difícil y a esto le sumamos el arbitraje del cual no quiero hablar, pero llevamos determinados partidos en los que parece que las patadas rivales no son merecedores de amarillas ni aun cuando sean reincidentes por el mismo jugador, las manos contrarios son cosas de “paqueee” pitarlas, los codazos que nos sueltan no se ven, y la escandalosa cesión al portero de un defensa tampoco la vieron el sábado… y esto que no quiero hablar.

Comenzó el partido con un Villalba abierto, que acertó en la elección de jugar de inicio con el viento a favor, pero sin profundidad y sin aproximaciones serias a nuestra área. A ELC le costaba encontrar el camino del gol también por la dificultad que entrañaba el viento en contra, sin embargo en el minuto 9” en jugada por la banda derecha de Jiménez este alcanzó la línea de fondo para poner el balón en al área y ser rematado por Alex con su pierna izquierda poniendo el primer gol en el marcador. El partido parecía encarrilado, el ritmo era bueno, no había casi ocasiones pero ELC mandaba y las pocas eran nuestras, hasta que a un minuto del descanso en un balón perdido en el centro del campo permitió a los delanteros locales montar una contra muy rápida y con un potentísimo chut marcarnos el empate que a la postre les serviría para llevarse un punto. Un tiro a puerta, un gol y un punto ……y por un error garrafal nuestro.

La segunda parte comenzó con el viento a nuestro favor, con un control total de la parcela de juego y que fue aumentando según pasaban los minutos frente a un Villalba que se defendía como gato panza arriba, esperando a soltar su zarpazo en algún contragolpe aislado que nunca llegó ante las nulas concesiones de nuestra defensa. Durante los últimos 15 minutos del partido la presión era asfixiante en busca del tan ansiado segundo gol y fue en esas cuando los locales recurrieron a unas patadas no suficientemente sancionadas por el Colegiado y algún error arbitral de bulto con cierta trascendencia con lo que había en juego. La esfuerzo y trabajo de los nuestros era constante pero no se traducía en ocasiones claras y las faltas sobre el área tampoco dieron el resultado apetecido ni con los tiros directos ni con los rechaces. Teníamos la pólvora mojada y no hubo manera hasta que el Ilustre Colegiado Sr. González Aleja decidió que era hora de marcharse a casa.

No vamos a decir que el arbitraje puede servir como disculpa para que se nos escaparan dos puntos importantísimos en la lucha por la segunda plaza, por lo que terminaremos con aquello de a mal tiempo, buena cara.

JMC

Categorías Noticias