Alevín B Federado vs. CD Nuevo Boadilla

¿Jugar contra el líder asusta?

Suele asustar, suele dar respeto y más si solo ha perdido un partido en toda la temporada. Sí, eso es lo que suele pasar, pero nosotros estamos hechos de otra pasta. ¿Salir cobardes, cautos y hacernos pequeñitos en el campo? Eso no está en nuestro vocabulario, ni en nuestra actitud.

Somos de los que nos crecemos ante las adversidades, porque creemos que podemos. Aunque digan que las charlas prepartido y de mitad de partido del míster son confidenciales, no cabe duda de que más motivadora y psicológica no pudo ser.

Los jugadores saltaron al campo como leones, creyendo desde el pitido inicial que se podía, que teniendo la iniciativa, por muy difícil que fuera, podíamos y eso es gran medida fue culpa del fabuloso trabajo del cuerpo técnico esta jornada al completo animando a su equipo, como la ocasión lo merecía. Porque a pesar de los nervios (el próximo día os llevaré una tilita a los tres y otra para mí que esto es más emocionante que un Madrid-Barsa) fueron los que nos transmitieron a todos que era posible. No solo este fin de semana, esto es un trabajo que viene de meses atrás, no solo hay que reconocer el trabajo cuando las cosas salen inmejorables, porque todo suma.

Después de lo de esta jornada me atrevo a decir que somos de los equipos de la liga que mejor juego tienen. Equilibrado el ataque y la defensa, cuando nos toca llevar la iniciativa y tenemos el balón, sabemos qué hacer con él, cada vez tenemos más visión de juego y distintos recursos dependiendo de la situación.

Cabalgadas por la banda increíbles, si teníamos que correr y llevarnos el balón con la cabeza lo hacíamos, paredes magistrales, una muy buena distribución del juego por medio de nuestros medios abriendo a las bandas, ensanchando más el campo, lo que hizo que encontráramos espacios y nuestros laterales pudiera explotar su velocidad. Un defensa seria, intensa e infalible, pero además cuando nos creaban el mínimo peligro posible ahí estaba Pecos para alejarlo y hacer que tomásemos aire de nuevo.

Otros días no nos acompaña la suerte de cara al gol, pero esta vez era más que merecido, Pablo Yofre nos adelantó en el marcador en los primeros minutos, lo que nos dio más confianza aún. Nos fuimos al descanso con la sensación de que nos iba a tocar sufrir un poquito más, pero sin casi darnos cuenta el partido estaba llegando a su fin y poníamos la guinda al pastel con un penalti convertido por Mauro a escasos minutos del final.

Enorme trabajo, enorme espectáculo y a seguir trabajando para seguir disfrutando.

¡ENHORABUENA a TODOS! ¡Aúpa Electrocor!

Categorías Noticias