Alevín B Federado vs. Las Rozas E

No se puede negar que nuestro Alevín “B” tiene el ADN del club Electrocor. Son equipos capaces de desplegar una semana un juego brillante ante los primeros o equipos fuertes, y a la siguiente contra equipos menos complicados sufrir mucho para lograr la victoria.

En nuestro caso así fue, venimos de ganar al primero con un contundente 2-0 y desplegar un fútbol maravilloso, y esta jornada la cosa debería ser más fácil dado que supuestamente tocaba jugar con un equipo más asequible. Pero nada más lejos de la realidad, salimos sin intensidad, descolocados y con las ideas poco claras.

El juego del contrario se basaba en pases largos por alto desde la defensa a la línea de delanteros. Nos costó mucho defender esas jugadas y por ello en dos ocasiones, min. 14 y min. 16, su delantero aprovecho nuestra falta de intensidad para ponerse 0-2 en el marcador.

Santi se desesperaba en el banquillo al ver que los nuestros no reaccionaban (todo hay que decirlo que los padres también), en nuestras retinas aún quedaba el buen juego de la semana anterior.

Pero llegó el minuto 20 y Hugo Bermejo lanzó un chut potente que atajó el portero contrario, pero que de forma inexplicable, el balón se le escurrió de las manos entrando lentamente en la portería. Jugada desafortunada para el contrario pero que sirvió de despertador para nuestro equipo.

A raíz de este 1-2 los nuestros empezaron a jugar tímidamente mejor. Lograron enlazar alguna que otra jugada y en el 26 Hugo Ahumada y en el 30 Sergio Elena hicieron dos preciosos goles que nos pusieron con un 3-2 al descanso. Descanso que nos dejaba sensaciones de remontada por un lado, pero de alerta por el juego raro que estaban desplegando los nuestros.

Comienzo de la segunda parte copia de la primera. Juego impreciso y sin llegar a hacer jugadas largas. Falta de asociación, pases erróneos y juego lento en general. Si en alguna línea mejoró algo la cosa fue en la defensa que logró frenar los desmarques de sus delanteros, pero poco más.

Una vez más, ya en el min. 18 de la segunda parte, ellos volvieron a realizar una jugada de pase largo y desmarque que hizo subir el 3-3 al marcador.
Hubo que esperar hasta casi el final, minuto 57, para que Pablo Yofre materializara un gol que nos ponía definitivamente por delante y nos hacía ganar el encuentro.

Conclusiones: Subestimar a un contrario, partido temprano o incluso el campo nuestro que es bastante pequeño y no nos va bien, hacen que salga un partido raro, falto de intensidad, impreciso y poco vistoso. Y aunque como dicen algunos entrenadores, mejor jugar mal y ganar, que jugar bien y perder. Yo creo que es mejor jugar bien siempre, independientemente del resultado, porque eso demuestra que lo dan todo en el campo, y queden como queden, nunca habrá sensación de que pudieron hacer más. Pero esto ya es opinión mía jejejee.

Una victoria más que nos hace ser más grandes cada día. AÚPA ELECTROCOR.

Categorías Noticias