Alevín B vs. Atlético Madrileño G

Ya dijo el Cholo Simeone que esta liga estaba sorprendentemente preparada para que la ganara Electrocor. Y puede que así fuera, pues el peso que tiene Electrocor como club no lo tiene ningún otro, tanto en la Liga BBVA, como en la UEFA, en la FIFA y hasta en el FMI si me apuras. Pero desde que lo dijo el argentino la Federación echó marcha atrás y dio la orden contraria para que nos dieran estopa, y es que recuerdo en lo que llevamos de competición muchos más castigos que premios.

Ya, ya, no es nuestra actitud quejarnos ni ir de llorones, pero como diría Mota: “las gallinas que entran por las que salen”, pero solo veo gallinas que salen y una o ninguna que entra. Como en esta jornada, donde el árbitro afinó muy mucho las faltas en nuestra contra y desafinó en las que nos correspondían. Sibilino y con pito fino. Hemos visto que en esta categoría una falta al borde del área es casi un penalti. A nosotros no nos pitó dos clarísimas y a ellos la primera que tuvieron.

Así nos marcaron el segundo gol, que cerró el partido. Hasta entonces transcurrió por una senda muy parecida al partido de ida, y el resultado parecía también empeñarse en acabar como en la ida: uno a uno. Partidos similares: juego táctico, de garra, de contención, de pocas ocasiones. Después de unos encuentros de bajo nivel ofrecimos una mejor versión, por lo menos en concentración, intensidad y competitividad, aunque insuficiente todavía para ganar a uno de los sietes primeros de la clasificación, a los que aún no hemos conseguido vencer. Sí es verdad que salvo dos o tres equipos, ninguno ha demostrado ser tan superior a nosotros como muestra la diferencia clasificatoria.

Sin embargo, unas veces la mala suerte, otras la inocencia del primer año para cerrar los partidos y últimamente la falta de motivación por habernos quedado sin aspiraciones (ni para arriba ni para abajo) han hecho que los sábados se convirtieran en trámites de resultado previsible.

Es cierto que el encuentro contra el Atlético Madrileño nos ha dejado una sensación positiva que nos hacer volver la memoria a mejores tiempos y, lejos de hacer logaritmos con la calculadora, esperar que podamos cerrar la temporada con buenas sensaciones que derive en los chicos en una mentalidad positiva con respecto al asalto de una nueva categoría en la época de alevín.

Por cierto, categoría que acabará la temporada que viene y que nunca volverá. Me da que al finalizar supondrá un punto de inflexión en sus vidas rumbo hacia la preadolescencia. Sigamos pues disfrutando con ellos y, lo más importante, que ellos disfruten del juego y de la pertenencia a un equipo tan grande como Electrocor.

Y que el Cholo deje de hacer predicciones, pues las gallinas que entran por las que salen: lo que os quitan en Champions os lo dan en competiciones inferiores. ¿Y qué es más importante, eh?

Categorías Noticias