Alevín B vs. Rayo Ciudad Alcobendas D

Después de nuestra última victoria trabajada y merecida frente al C.D. Santa Helena recibíamos al colista. Para algún matemático que conozco los números no engañan y suelen darle la razón al calificativo que les acompaña como disciplina: ciencias exactas. Pero en fútbol nada es exacto, ni sigue un patrón, ni la estadística sirve para gran cosa. El Rayo Ciudad Alcobendas es el último clasificado, sin ningún partido ganado, y con más goles en contra que cantadas de Casillas. Estos son los números.

Luis Suárez diría de ellos: “sos un desecho”. Y sin embargo, llegan a nuestro campo y nos lo ponen difícil. No es que de pronto se hayan convertido en la Holanda de los setenta, pero tampoco hay una diferencia tan abismal con otros equipos que van por los áticos de la clasificación. Incluso me ha gustado más como equipo que algunos que nos han ganado en esta liga jugando al tiro al plato con el balón, equipos que mal aleccionados por su entrenador se dedican a quitarse la pelota de en medio a base de voleones sin sentido. Bien, no les ha ido mal, y ahí andan en posiciones cómodas, pero no hemos hecho una revolución en la España futbolística para volver al fútbol de la furia o del barro británico.

Llamadme lírico, o sentimental, o idealista… Bueno, llamadme lo que queráis, que lo estáis deseando, pero el Rayo Ciudad de Alcobendas cuenta con mi respeto. No es mucho, ya lo sé, pero menos es nada. Sus jugadores no destacan por una excesiva habilidad o por su disposición táctica, pero su nobleza ante este deporte les llevó en todo momento a intentar jugar la pelota. Por lo menos se notaba que lo intentaban, incluso lograron algunas paredes y diagonales. En cuanto a nosotros, no jugamos vistoso pero sí prácticos.

Hicimos pocas jugadas de control y pase, pero jugamos casi todo el partido en su campo. No fue un partido para amortizar las caras entradas de palco, pero sí fuimos superiores en intensidad y dominio. Y con esta inercia tuvimos unas cuantas ocasiones clarísimas de gol que, una vez más, se fueron al limbo. La extraña disposición de los jugadores rivales sobre el campo nos llevó a desorientarnos de igual modo, como si quisiéramos ser unos perfectos anfitriones y no quisiéramos molestar a las visitas.

Esto viene sucediendo en varios partidos, lo de mimetizarnos con el rival. Si el rival juega al patadón, contestamos con la misma moneda, si se propone brega entramos a la brega, si hay anarquía nos unimos a la banda. Por eso, creo que nuestros mejores partidos han sido contra los equipos punteros, con los que demostramos realmente la calidad que tenemos. En fin, una victoria más, tres puntos y a seguir escalando.

Por cierto, desde el club ya se están fletando vuelos chárter para la salida del próximo sábado. En estos días se publicará en la web las ofertas para los socios, que incluirán vuelo, estancia y entrada. De igual modo, y ante las dudas suscitadas, el club está haciendo las gestiones oportunas ante el consulado para que se pueda viajar sin pasaporte.

Categorías Noticias