Benjamín A vs. Everest A

Nos enfrentábamos al último partido de liga como campeones y en un gran acto de respeto y deportividad, el Everest A nos hizo el paseíllo de campeones antes de empezar el encuentro, un detalle muy bonito por el que les damos las gracias.

El partido fue como una montaña rusa, hubo momentos en los que el equipo estuvo brillante y otros en los que cometimos errores, pero sin excesiva transcendencia, al final como casi siempre acabamos ganando. A pesar de la buena actuación de los porteros, pudimos presenciar una gran cantidad de goles. Por nuestra parte Diego marcó un golazo, Dani Díaz sumó dos más en su cuenta particular, y Mauro con otro hat-trick consiguió la enorme hazaña de llegar a los 50 goles en liga. Con esta victoria cerramos la temporada con nada más y nada menos que 19 victorias y 1 empate, una temporada en la que no hemos conocido la derrota gracias al trabajo de todos los jugadores, cuerpo técnico y afición.

Más que seguir analizando el partido, creo que toca hacer balance del equipo durante la temporada.

Dicen que cuando te das cuenta de que tú solo, sin tus compañeros, no eres nadie, das el paso más grande que puede dar un jugador de fútbol. Para mi este es el mejor resumen para definir esta enorme temporada del Benjamín A. Cuesta creer que con su corta edad hayan conseguido ser una gran familia, desde aquel primer día de septiembre en el que empezaron a entrenar, a pesar de que muchos ya habían coincidido en años anteriores, el ambiente empezó a cambiar, gran parte de la culpa la tuvo el que se presentó como su nuevo entrenador, Sergio Pol ¡¡Muchas gracias!!

El objetivo principal no solo era jugar bien y ganar, que también, sino que lo más importante era jugar en equipo, disfrutar y respetar al rival. Desde el primer momento entrenador y jugadores conectaron a la perfección, formando una piña. Les implantó disciplina y respeto, a la vez que ha conseguido que disfrutaran de cada entrenamiento, de cada partido, de cada momento, lo que les ha motivado para rendir y dar todo de ellos, hasta alcanzar la victoria final.

Cada jugador ha tenido su rol, cada uno ha aportado lo que se le pedía, cada uno poniendo su granito de arena, hasta formar la gran montaña que han conseguido al final de la temporada, sí, los 14 jugadores, a los que voy a presentar:

Con el número 1, todo un veterano en la portería, más valiente que nunca, JORGE.

Con el número 2, todo un descubrimiento a mitad de temporada, pura energía, desborde y velocidad por la banda izquierda, DANI DÍAZ.

Con el número 3, el dueño del centro del campo, recupera, distribuye y donde pone el ojo pone el balón, ÁLVARO.

Con el número 6, la polivalencia de ser delantero o ser el último hombre según necesite el equipo, uno de nuestros torpederos, MARCOS.

Con el número 7, nuestro capi, el pichichi, el don regate, el don te la robo, te la enseño, me la escondo, me la llevo y sin que te hayas dado cuenta te la he liado y he marcado gol, MAURO.

Con el número 8, el último hombre, la solidez en defensa, el tranquilizante del portero, el don generoso, MANUEL.

Con el número 9, no importa las veces que termine en el suelo, no importa las veces que le den, que se levanta y sigue luchando, sin dar por perdido ni un balón, ALEZ PANIZO.

Con el número 10, el compañero por excelencia, el que siempre sabe tirar de los demás cuando lo necesitan, JACOBO.

Con el número 11, la locura por las bandas, todo garra, todo lucha, DANI AYALA.

Con el número 12, todo un portento arriba, la persistencia en la lucha por enganchar un balón y llevarlo al fondo de la red, HUGO.

Con el número 13, nuestro muro en la portería, rápido, valiente, volador y la prolongación del míster en el campo, ALEX PECOS.

Con el número 14, la lucha atrás, además de la efectividad en los remates, el sacador oficial de córners, NOAH.

Con el número 15, el hombre tranquilo, con una zurda maravillosa y siempre al servicio del equipo, DAVID.

Con el número 16, la fuerza, la garra, el distribuidor del juego desde el centro del campo, DIEGO.

Dirigidos por SERGIO POL y su ayudante MARIO, pura entrega, pasión, trabajo y esfuerzo cada semana con los chicos. Responsable de este proyecto que ojalá siga dirigiendo para poder seguir haciéndolo más grande de lo que ya lo ha hecho.

Pero este equipo no ha estado solo, ha estado respaldado por una afición de 10, una afición al pie del cañón en cada partido que ha vibrado con cada jugada y que se ha ilusionado con cada avance del equipo.

GRACIAS a todos por esta temporada maravillosa, por la alegría que nos ha desprendido el equipo, por la oportunidad que el club nos ha brindado de poder disfrutar y evolucionar con un entrenador así, y por supuesto ENHORABUENA por el título conseguido.

Personalmente doy las gracias por haberme dejado compartir estas crónicas con todos vosotros y a estos enanos a los que me he enganchado que me han hecho sufrir, vibrar y disfrutar en cada partido. Muchísima suerte en los torneos que vienen ahora, a disfrutarlos. Y espero que nos veamos el año que viene.

¡AÚPA ELECTROCOR!

Categorías Noticias