Benjamín A vs. RFEF 8A

Desde el pitido inicial necesitábamos el 100% de todos los jugadores, se presentaba un partido muy intenso, duro y con bajas importantes, ante un rival directo por el título. Como dice un conocido cántico había que echarle valor: “Échale valor, échale valor, échale valor si quieres ser campeón”.

A pesar de empezar el partido con muchos nervios que poco a poco se fueron calmando según fuimos moviendo la pelota, teníamos muy claro el rol que tenía cada jugador en el campo. Hubo que hacer un esfuerzo extra por las bajas en el centro del campo, pero con una gran implicación de aquellos a los que les tocó dirigir desde el medio, se equilibró bastante el juego.

La primera mitad fue muy buena, estuvimos muy firmes en defensa, anulando prácticamente el ataque rival, y en cuanto a nuestra acción ofensiva, poco a poco fuimos superando líneas, llegando con más frecuencia a la portería rival. Consiguiendo un auténtico golazo firmado por Mauro, muy valioso de cara a lo que quedaba de partido.

En el descanso al igual que antes de comenzar el partido, Sergio creó una piña muy importante, cual inyección de adrenalina, entre todos los jugadores. Teníamos que seguir en nuestra línea, luchando hasta el final, manteniendo la intensidad, y defendiendo el marcador. Abrimos bien el campo, corrimos las bandas, combinamos con mucha precisión, pero no eran nuestro día de cara al gol, ni el día de la buena suerte. En la última jugada del partido, cometiendo el único error de todo el encuentro, nos cogieron la espalda y nos empataron el partido, sin apenas tiempo de reacción.

Una lástima el resultado final, que no representó del todo lo que había acontecido en el campo, ya que a pesar de haber estado muy disputado el encuentro, nos merecíamos la victoria. Después de 17 victorias seguidas, nos podíamos permitir este pequeño tropiezo, ya que seguimos dependiendo de nosotros mismos para hacernos con la liga, al ir al frente de la clasificación.

Más que nunca hay que seguir trabajando y peleando hasta el final, con el apoyo de toda la afición y con la ilusión del primer día cuando empezamos a prepararnos para esto allá por el mes de septiembre. Porque:

“Todos unidos vamos

y unidos apoyamos,

y en conseguir la gloria

todos juntos lo logramos.

Son rojiblancos

nuestros colores

por los que todos

deben sufrir.”

¡Aúpa Electrocor!

Categorías Noticias