Benjamín A vs RFEF 9E

ELC Las Rozas 4-0 RFEF 9E

Candidatura al título

Casi se puede decir que es nuestro lema; “equipo al completo, victoria segura”. Pero ordenemos las ideas desde el principio que hay mucho que contar. Efectivamente era un partido más aunque el último de la primera vuelta y ante ni más ni menos que el hasta ese momento líder invicto de la competición.

Sin embargo algo era distinto, se notaba en el ambiente que las victorias precedentes nos habían reforzado en confianza y en moral y que la dinámica del grupo es marcadamente ascendente en juego y resultados. Pero hablemos primero un poco del rival al que se debe, en justicia, definir como un buen equipo. Una disposición táctica excelente, una trabajada ocupación de espacios –posiblemente el mejor de la fase y la temporada en esta faceta- y una marcada disciplina defensiva. Repito, un gran conjunto, un equipo trabajado y a un defensa en particular, el 47, que era sencillamente, soberbio.

Pero ¡ay amigo!, con el Electrocor habéis topado. La superior colocación rival sucumbió ante la táctica que podemos llamar “martillo pilón”. Me explico, somos cansinos, no hay balón por el que no se luche, no hay jugador que no sepa su rol ni lo que le corresponde hacer, no se escatima ni un solo esfuerzo, todos son peligrosos, si cubres a uno el gol lo marca el otro y si no, otro más que sale desde el banquillo, nadie piensa en sí mismo por encima del equipo y todo eso… con el paso de los minutos, se nota.

Y el secreto del éxito es tan sencillo de explicar como difícil de hacer; a cualquiera de nuestros rivales, el ritmo constante e inacabable del Electrocor les hace daño porque a ese ritmo alto al contrario el partido se le acaba haciendo largo. Es decir, se enfrentan a un martillo pilón.

Y no hay más que explicar, con este guión definido y reconocible el sábado transcurrió el partido. Un primer tiempo equilibrado que acabó con un empate a cero (que a los puntos debió ser victoria) que abrió paso a una segunda mitad en la que no hubo más color que el rojo. Y si para colmo, a esto le unes que tenemos mucho peligro, el primer gol, del primer de córner del segundo tiempo, el segundo, de segunda jugada, el tercero de tres paredes y el cuarto de ratón de área, amigo, hay muy poco que hacer salvo rendirse a la evidencia. Son los mejores.

Chicos, equipo técnico, sois los líderes.

Categorías Benjamín