Benjamín B F7 vs RFEF 8C

Arranca el partido contra la RFEF 8C en una mañana fría pero soleada, con un  intenso marcaje al hombre, propio de competiciones avanzadas con necesidad de puntuar para la consecución de objetivos. Ya en los minutos cuatro y cinco la valía de nuestro guardameta se pone de manifiesto con sendas paradas de grandísima calidad; la primera en un adelantamiento en profundidad y la segunda a tiro directo.

Fruto de ese marcaje y dominio del medio centro llega nuestro primer tanto en el minuto siete tras un saque de esquina cuyo rechace propició el disparo.

Se vivían momentos de dominio y todos esperábamos ver más goles ya que de seguir a ese ritmo era obvio que llegarían. La cuestión era si se podría mantener esa forma física durante el tiempo que restaba.

Ya en el minuto diecisiete y tras un paradón de nuestro guardameta, se volvía a poner de manifiesto la alta presión con la que Electrocor persistía dando muestras de la superioridad aunque sólo viéramos un 1-0 por el momento. Se creaban hasta tres ocasiones de gol claras que bien pudieron marcar las diferencias. Se veía un juego muy sólido con pases muy claros, con la intención de mantener la posesión y evitar la pérdida del balón. Así llegábamos al final de la primera parte con otra salida magistral de nuestro guardameta.

Con el frío en la grada, la afición animaba a Electrocor; se ansiaba una segunda parte tan buena como la primera. Arranca la segunda mitad con la misma intensidad y ya en el minuto dos cantábamos un gol tras pase en profundidad que no se materializó por muy poco. Tras ese mismo saque de puerta, recuperamos la posesión consiguiendo un segundo tanto a tiro cruzado.

La anticipación a la gran mayoría de las jugadas era clave y estaba dando sus frutos; los chicos mantenían una frescura espectacular y los cambios hacían que se mantuviera la misma intensidad de ataque. Se recuperaban balones en defensa que propiciaban la salida a la contra. Desde el minuto siete se vió un cambio en el juego. El aumento de las recuperaciones en defensa hacía casi imposible bajar la velocidad de nuestro contraataque, por lo que empezábamos a ver muchos “ir y venir” con cambio de posesión. Parecía que si no bajábamos ese ímpetu podríamos ver cómo el rival nos marcaría si armara una buena contra. No fue el caso; cada vez dábamos más pases en profundidad. Fruto de ello fue el tercer tanto. Tras un despeje de córner por parte de nuestra defensa, a dos toques, más pase en profundidad, llegó el gol.

Sólo en los últimos siete minutos vimos una ligera bajada de nivel físico que se suplió con pases más abiertos buscando la portería rival. Por el contrario se generaba algún susto en carrera que de manera ocasional anulaba nuestro guardameta.

En definitiva, las líneas de actuación se centraron en un control del centro del campo junto con una presión en defensa que incapacitó al rival y propició ocasiones de ataque claras con control y rigor excelentes. Enhorabuena chicos, qué orgullosos nos sentimos. Da igual el resultado, es vuestro trabajo lo que os hace grandes.

futbol 1 diciembre 2013 004

 

Categorías Benjamín Noticias