Benjamín B F7 vs RFEF Fem Alevín

LOS CHICOS SUPERAN SU ÚLTIMO RETO

Venimos destacando partido a partido como estos chavales han ido creciendo desde que comenzó la temporada y han ido superando todas las barreras que se les presentaban, hasta llegar a este punto de madurez que han alcanzado.

Les quedaba una, el exceso de respeto y de timidez con que afrontaban los partidos contra el equipo femenino de la RFEF desde que se vienen enfrentando a ellas, hace ya varios años.

Cada vez que les tocaba este partido, por muy buena campaña que viniera haciendo, como ocurría en esta ocasión, se venían abajo y no aparecía ninguna de sus virtudes futbolísticas; les costaba una enormidad competir de tú a tú y discutir la pelota con ímpetu e ir al choque en los balones divididos; la diferencia de años y de físico que tienen con ellas se multiplicaba hasta hacerse imposible de superar y salíamos a goleada en contra por partido.

En el encuentro disputado en el pasado fin de semana contra la RFEF Femenino se pasó también esta página; y no porque el resultado fuera únicamente de dos a cero en contra, sino por la imagen que nuestros jugadores dejaron durante todo el partido, disputándolo con sus mejores armas, la lucha sin tregua, la confianza y el descaro en el juego y la disputa de cada balón como si fuera el último del partido, sin importarles que enfrente tuvieran una chica.

Desde el comienzo del encuentro se pudo ver que en esta ocasión el juego sería más igualado y competido y de hecho, salvo los dos goles encajados en la primera mitad que fueron más accidentes que fruto de buenas jugadas del equipo contrario, casi no hubo ocasiones de gol en ninguna de las dos áreas.

Si había que chocar con ellas se chocaba (aunque con la diferencia de centímetros y de kilos existente muchas veces saliéramos rebotados), y si había que meter el pie se metía, ya no las mirábamos pasar a la distancia como habíamos hecho en partidos anteriores.

El partido fue bonito por lo competido, aunque fue más de brega que de calidad, y se mantuvo el interés hasta el final del mismo porque en todo momento nuestro equipo dio la sensación de que si marcaban un gol se podían meter en la lucha por la victoria.

De hecho se llegó al final del encuentro con la pelota en el campo de la RFEF, porque el último tramo del partido se jugó con una enorme presión de los nuestros que prácticamente no dejaron salir al equipo contrario de las proximidades de su área.

Nos queda un partido para acabar la liga y ya no nos quedan fantasmas que superar; a disfrutarlo, a cerrar la temporada como se merece y a pensar que este año se han puesto las bases para asumir grandes retos en el futuro.

Categorías Benjamín