Benjamín B vs. RFEF 9C

La semana pasada empezamos la segunda fase de la temporada dándonos de bruces contra uno de los equipos favoritos para ganar la liga. Perdimos, sí, y por mucho. Cuando acabó el partido les dijimos a los niños que no se preocuparan, que el objetivo de este año ya lo habíamos cumplido con creces y que el resto de la liga era para aprender, jugando contra equipos de segundo año. Les dijimos que había que levantar la cabeza, aprender de los errores y jugar sin pensar en el partido anterior, luchando con intensidad.

¿Y qué es lo que hizo el equipo esta semana? Precisamente eso: levantar la cabeza, aprender de los errores, jugar como saben y pelear con ganas. El resultado fue un partido fantástico, muy intenso y que nos dejó a todos una gran sonrisa en la cara. Nada más echar el balón a rodar, el equipo de la Fede notó que no se lo íbamos a poner nada fácil. Los nuestros defendían con intensidad, robaban el balón y se iban a la portería contraria sin dudar. Empezamos a crear ocasiones y el primer gol llegó enseguida. El juego se había desplazado al campo contrario y el equipo rival no podía enlazar dos pases sin que nuestros jugadores se les echasen encima, muy bien colocados.

Tras el vendaval de juego inicial, el equipo de la Fede se fue desperezando un poco y, no sin dificultad, empezaron a llegar a nuestra área y a crear alguna ocasión. En una de las últimas oportunidades que tuvieron, al final de la primera parte y con algún despiste defensivo por nuestro lado, llegó el empate.

El descanso nos vino bien, porque iniciamos la segunda parte sin nervios y fuimos claramente de menos a más. El equipo de la Fede presionaba para conseguir la victoria, pero no acababan de encontrar su juego y las ocasiones más claras eran las nuestras. Tan claras que acabamos por adelantarnos: 2-1 con un tiro lejano y, enseguida 3-1 con una preciosa vaselina que el portero contrario no pudo atajar. Tras los goles seguimos presionando y tuvimos un par de tiros al palo y al larguero. Con el tiempo casi cumplido, y tras una fantástica jugada individual, redondeamos el resultado con un último gol. El 4-1 final reflejaba lo que habíamos visto en el campo.

Así fue nuestra primera victoria en el “grupo de los mayores” y un aviso para el resto de equipos: el Electrocor Benjamín B no se lo va a poner fácil a nadie. Antes de acabar, quiero mandar un saludo de todo el equipo a nuestro delantero Diego Ramírez, que se lastimó el codo en una mala caída casi al final del encuentro ¡ánimo Diego, la semana que viene te queremos ver en el campo! ¡Aúpa Electrocor!

Categorías Benjamín Noticias