Benjamín B vs. RFEF 9F

Y así, casi sin darnos cuenta, hemos llegado al final de la temporada. Nos encontramos en los campos de la Fede para el último partido bajo un sol radiante y con una temperatura ideal, parecía imposible que hace apenas unos meses estuviésemos en el mismo sitio tiritando de frío y golpeando el suelo con los pies para entrar en calor.

El ambiente era un poco raro porque apenas había tensión antes de empezar. Ya habíamos cumplido los objetivos quedando en mitad de la tabla en el grupo de los mejores y no nos jugábamos nada en el último partido.

En las primeras jugadas se notaba esa falta de tensión por nuestro lado, y nos pasamos los primeros minutos defendiendo en nuestro campo. Se notaba, sin embargo, el cambio de nuestro equipo desde el inicio de temporada: aunque no estábamos apretando mucho, se notaba una gran confianza en la defensa y no pasamos grandes agobios. De repente, tal y como nos tienen acostumbrados, el equipo puso una marcha más, dio dos pases precisos, tres carreras… y marcamos cuatro goles. El primero justo antes de la primera parte, el segundo cayó nada más salir de la caseta, ya definitivamente enchufados. El tercero lo anotamos con un precioso globo desde lejos, tras controlar nuestro delantero un balón dificilísimo. El último fue una preciosa volea cruzada, fortísima, imparable. Antes de acabar el partido, el contrario marcó el gol del honor… pero por muy poco, ya que superar a nuestro portero no es en absoluto simple y por muy poquito no detuvo el tiro.

El resumen de la temporada es simple: nuestro equipo llegaba a la categoría benjamín cambiando el cemento por la hierba y el campo pequeño por el grande con el único objetivo de foguearnos. Y nos hemos fogueado, pero hemos ido mucho más allá. Hemos aprendido a competir, a jugar con el balón y sin él, a plantarnos en el campo con orden y desparpajo, a presionar sin dejar espacios y a ganar muchos partidos ante rivales mayores que nosotros y sorprendidos de la calidad de este equipo. También hemos perdido algunos puntos que podríamos haber conseguido, pero tenemos que dejar un pequeño margen de mejora para el año que viene. Estoy deseando seguir la nueva temporada de este equipo, ya como Benjamín A del Electrocor!

No quisiera despedirme de la temporada sin agradecer a nuestros místers, Casti y Jonny, el tiempo y el esfuerzo que han dedicado a nuestros niños. Además de aprender, y mucho, a jugar al fútbol, han hecho que ir a los entrenamientos y a los partidos sea un placer para nuestros hijos y nunca una obligación. ¡Así se construye un club! ¡Aúpa Electrocor!

Categorías Benjamín Noticias