Cadete A Federado vs. Vva De La Cañada A

Magnífica victoria a domicilio que nos saca momentáneamente del descenso, nos da favorable el “golaverage” particular con un rival directo, prolonga la buena racha a 6 partidos sin perder y en definitiva, nos deja con unas sensaciones realmente positivas.

También quiero añadir que nos presentábamos con las bajas importantes de Álvaro y Sereno (ésta puede que hasta final de temporada), pero todos los jugadores están creciendo y desarrollando las funciones que se les pide de forma óptima.

Y comenzamos el partido de forma valiente, con la confianza del grupo que cada vez sabe mejor a lo que juega. Tras una primera acción en la que se nos anuló una clara ocasión por fuera de juego y donde el último pase proviene de un adversario, poco después el árbitro nos concedió otra bastante más dudosa en la que Nacho se quedó solo frente al portero y no desaprovechó (0-1).

Aunque la ventaja duró cinco minutos, al cometer una falta al borde del área y en su ejecución, el balón fue desviado por la barrera marcando una trayectoria que se volvió insalvable (1-1).

Pero lejos de venirnos abajo, mantuvimos la calma y las ganas de ir a por ellos, por lo que pasados otros cinco minutos volvimos a asestar otro golpe con una triangulación entre Serfa, Elías y Bonet, que fue el que remató desde el área pequeña (1-2).

De ahí al descanso, fue Nacho sobre todo quien siguió metiendo miedo en el cuerpo al rival, aunque ya sin premio.

Y en la segunda parte tampoco voy a negar que sufrimos durante un buen tramo, aproximadamente el último cuarto de hora, cuando ellos decidieron jugársela al “todo o nada” y coincidió con todos los cambios. Algunos de ellos piezas clave como Rafa, que dio una lección de pundonor al jugar con molestias o Bonet que también acabó tocado.

Pero una mezcla entre el ya mencionado crecimiento personal de jugadores como Pablo en el medio, el partidazo increíble de Moha tanto defendiendo al puñal que tenía por su banda como sacando el balón y la aportación del recuperado Benja, nos llevaron al éxtasis final en el que este último fue asistido en bandeja por Nacho y se redondeó la gesta (1-3).

No solemos regocijarnos demasiado en las buenas ni lo haremos a partir del próximo entrenamiento, pero esta crónica sí merecía todas estas palabras.

Categorías Cadete Noticias