Cadete B Federado vs. CD Tetuán

Partido difícil el que le tocaba al ELC frente al Tetuán el pasado sábado frente al primer clasificado en la tabla con una diferencia de 9 puntos previa al partido.

En el inicio del partido el equipo aguantó correctamente con bastante orden defensivo, aunque comenzaba a dar ciertos síntomas de timidez en el despliegue ofensivo, jugándose casi todo el tiempo en terreno propio y perdiendo el balón con facilidad cuando tocaba atacar.

El Tetuán tenía cierta superioridad física con algunos jugadores muy hechos físicamente, pero ¿quién dijo que el físico fuera monopolio de los fuertes? ¿ no fue España campeona del mundo con un equipo de bajitos?. Tampoco ayudaba en absoluto, al juego del ELC, las dimensiones del campo, que favorecían más el choque y meter el cuerpo con convicción que la circulación del balón.

En una jugada a balón parado, con una falta discutible al borde del área, se rompió el equilibrio en el marcador y, a partir de ahí, la actitud mental condicionada hacia la derrota del ELC se acrecentó. Así, en otras dos jugadas a balón parado el Tetuán resolvió el partido en la primera parte con un contundente 3-0.

En la segunda parte el Tetuán bajo un poco el pistón y el ELC empezó a liberarse en parte de complejos equilibrando el partido, aunque nunca con la convicción de que pudiera dar la vuelta al marcador.

En el deporte está demostrado que cualquier equipo puede ganar a un grande, pero sólo lo puede hacer siendo brillante en la ejecución técnica y, sobre todo, creyéndose que puede vencer y poniéndole intensidad, mordiendo la pelota y no renunciando al ataque. En este caso, además, la diferencia de calidad entre los dos equipos no es real ni se corresponde con la que muestra la tabla, por eso para ganar este tipo de partidos resulta fundamental salir al campo olvidándose de la clasificación y creyendo en tus posibilidades.

Categorías Cadete Noticias