Cadete Federado vs. CD Puerta De Madrid

Primera visita majariega y en teoría la más asequible pero nuevamente nos volvieron a demostrar que sin la máxima intensidad y concentración somos vulnerables ante cualquiera.

Curiosamente no podíamos empezar mejor ya que en una de las primeras jugadas Anouar recibió dentro del área, recortó hacia dentro librándose del marcaje y colocó el balón al segundo palo (0-1). Sin florituras, eficaz, sencillamente perfecto.

Pero un minuto nos duró la alegría, cuando nos mandaron un balón largo a la espalda de los centrales y su veloz delantero fue más listo que ninguno, provocando un penalti de Antón que, partiendo desde el lateral, intentó frenarlo (1-1).

Tras estos primeros 5 minutos tan ajetreados, continuó un “toma y daca” por ambas partes que dejó como protagonistas a Castro con sus peligrosas internadas sin premio final y a Carlos, en la que para mí fue una auténtica exhibición.

Pero tal actuación no pudo verse recompensada del todo tampoco cuando justo antes del descanso volvimos a encajar otro tanto (2-1).

Después de respirar en el vestuario y concienciados de darle la vuelta a la situación, alternamos momentos de buen juego y profundidad, con otros de desesperación y protestas cuando las cosas no salían como queríamos.

Y en el último cuarto de hora, cuando decidimos pasar a un juego más directo ante la defensa cerrada que nos planteaban, también nos costó llevar a cabo la idea.

De una forma u otra, a veces te toca encajar (véase contra el Rayo o el Pardillo) y otras recibir premio de consolación; éste vino a través de Javi Giménez que, hasta en dos ocasiones, fusiló al portero aprovechando su propio rechace (2-2).

Categorías Noticias