Cadete vs. EEPP San Fernando Escolapios

Primera salida de la temporada y buena demostración de carácter en un partido donde el fútbol nos volvió a demostrar que no siempre tiene porqué ganar el mejor… o sí.

Tal fue así, que con un planteamiento por parte local basado en estar todos agazapados menos su vigoroso delantero centro y jugar a la lotería en forma de pelotazos, al poco de empezar ya tenían media combinación ganadora.

Nuestra desgracia vino en forma de descoordinación por parte de los centrales, que si bien tenían un gran reto por delante, no acertaron al atacarle simultáneamente y el “tanque” no perdonó.

Vaya por delante que ese fue el único tiro que recibimos en todo el encuentro, pero como este deporte no premia las ocasiones sino el acierto, nuestros chicos no se vinieron abajo, triangularon sin cesar tanto antes como después del gol y llegaban al área rival con frecuencia; el problema estaba en la escasa puntería.

Y fue en la última jugada de la primera parte, donde una falta lateral botada por Iván ponía justicia. No fue un golazo para recordar, pero sí estuvo bien dirigida, con veneno, en ese punto donde un compañero puede rematar y desviar la trayectoria o que siga de largo y también funcione.

Con la tranquilidad de ese tanto, la segunda siguió por los mismos cauces y aunque los rivales ponían intensidad, la eficacia y la profundidad seguían de nuestro lado.

Así llegaron dos goles de Anouar, uno más de pillo rebañando y otro finalizando una gran asistencia de Iván que redondeaba su espectáculo; y también hubo tiempo para que Álvaro se uniese a la fiesta antes del pitido final, aprovechando al máximo sus minutos.

Y como para nosotros los goles no son todo, destacar también como la defensa acabó superándose a sí misma, el inagotable despliegue de los medios y la aportación de los que salen desde el banco transformando la cantidad en calidad (caso de Serfaty por ejemplo, cada vez más combinativo).

Ánimo cadetes, que no hay dos sin tres!!

Categorías Noticias