Contenido Escolar

Dentro de las actividades programadas por la Escuela se puede observar claramente la diferencia entre las realizadas al principio, durante y al final de la temporada. Cabe destacar que tanto las primeras como las últimas semanas transcurren con la realización, de partidillos de fútbol, para una primera toma de contacto con los niños. De esta forma, iniciamos cada temporada de una manera entretenida y amena. A partir de ahí, diferenciamos las actividades en 3 grupos:

Actividades de iniciación:

Como su propio nombre indica se realizan al comienzo de temporada y servirán al niño para comenzar a relacionarse con sus compañeros y su entrenador y para ir cogiendo el ritmo de los entrenamientos. Están dirigidos a mejorar la técnica individual.

Meses: Septiembre, Octubre y Noviembre.

Actividades de mitad de temporada:

El grado de dificultad va en aumento. Están encaminados para la mejora de la técnica colectiva y empezamos a tener las primeras nociones tácticas.

Meses: Diciembre, Enero, Febrero.

Actividades de final de temporada:

Con estos ejercicios repasamos y enriquecemos los anteriores, además le aumentamos los conceptos tácticos e incorporamos la estrategia.

Meses: Marzo, Abril, Mayo.

Desglose del Temario:

1) Técnica Individual

 

EL CONTROL: Es hacerse el jugador con el balón y dejarlo en posición y debidas condiciones para ser jugado inmediatamente con una acción posterior.

  • Controles clásicos: Parada, semi-parada y amortiguamiento.

Parada: Es el control que inmoviliza totalmente un balón sirviéndonos generalmente de la planta del pie. Balón raso, cuerpo estático, balón estático.

Semi-parada: Es una acción donde el balón no se inmoviliza totalmente pudiéndose efectuar con cualquier superficie de contacto del pie. Balón raso, cuerpo estático, balón en movimiento.

Amortiguamiento: Es la acción inversa al golpeo, en el amortiguamiento se reduce la velocidad del balón mediante el retroceso de la parte del cuerpo a emplear. Se pueden emplear todas las superficies de contacto.

  • Controles orientados: Mientras en los controles clásicos se carece del sentido de la orientación en el control orientado la finalidad es controlar y orientar al mismo tiempo el balón mediante un solo contacto, teniendo en cuenta la siguiente acción que se quiera realizar.

HABILIDAD: Es la capacidad de dominar el balón por el aire mediante más de dos contactos

  • Estática: Jugador y balón el sitio.
  • Dinámica: Jugador y balón en movimiento.

LA CONDUCCIÓN: Es la acción que realiza el jugador al controlar y manejar el balón en su rodar por el terreno de juego, dotándole de seguridad ante el contrario.

  • La conducción puede ser: Individual, cuando se realiza en beneficio propio (iniciar y finalizar la acción) y de conjunto, que será aquella que está encadenada a otras acciones técnicas donde intervienen los compañeros para finalizar la jugada.
  • Superficies de contacto:

Interior: Lenta y muy segura.

Empeine total: Rápida y segura.

Exterior: Mayor rapidez pero menos segura.

  • Bases para una buena conducción: Acariciar el balón (precisión del golpeo), la visión entre espacio y balón, la necesidad de su protección.

EL GOLPEO CON EL PIE: Lo podemos definir como todo toque que se da al balón de forma más o menos violenta sin un objetivo determinado. Cuando un jugador entra en contacto con el balón se desprende del mismo está efectuando un golpeo, bien de forma suave (conducir, pasar en corto) o bien de forma intensa (despejar).

  • Superficies de contacto:

Empeine frontal o total: Se emplea para golpeos fuertes o largos, imprimiendo gran velocidad al balón y precisión.

Empeine interior y exterior: Se emplea para golpeos con efecto. Son golpeos de gran precisión, fuerza y velocidad.

Exterior e interior: Para golpeos seguros y cercanos. Son los de mayor precisión pero de menos velocidad.

Puntera, planta y talón: Son golpeos para sorprender y se utilizan normalmente como recurso, a excepción de los tiros a gol con la puntera en situaciones favorables.

GOLPEO CON LA CABEZA: Todo toque que se da al balón de forma más o menos violenta sin un objetivo determinado.

  • Superficies de contacto:

Frontal: Para dar potencia y dirección.

Frontal – lateral: Ídem (premisa fundamental el giro de cuello)

Parietal: Para los desvíos.

Occipital: Para las prolongaciones.

  • Finalidades:

Desvíos: Es cambiar la dirección y trayectoria del balón. Pueden ser defensivos (interceptación) u ofensivos (pase, desvío a gol).

Prolongaciones: El balón no cambia de trayectoria aunque puede cambiar de altura.

Despejes: Es la acción de alejar el balón de nuestra propia portería.

Remates: Es la acción de enviar el balón a la portería contraria.

EL REGATE: Es la acción técnica que nos permite avanzar con el balón, conservándolo y desbordando al adversario para que no intervenga en el juego.

  • Clases de regate:

Simple: Es aquel en el que se desborda al contrario sin acción previa.

Compuesto: Se hace uso de la finta (engaño) para, posteriormente, desbordar al contrario.

  • Cualidades del regateador: Perfecto dominio de los apoyos en el suelo, dominio del cuerpo, dominio completo del balón a pesar de la situación, habilidad destreza e imaginación y buen cambio de ritmo en la progresión.
  • Ventajas: Permitir el desmarque y penetración de los compañeros, desequilibra al adversario, ganar tiempo, ser dueños del juego para darle seguridad – velocidad y engañar constantemente.
  • Justificación: En el área contraria para conseguir ángulo de tiro, cuando se encuentra aislado el poseedor, para clarificar una acción posterior.
  • No justificación: Cuando el pase es posible, en el área propia rodeado de adversarios, cuando existe claro ángulo de tiro.

EL TIRO: Es la acción técnica que consiste en todo envío de balón sobre la portería contraria.

  • Condicionantes a tener en cuenta: Superficie de la portería, situación del portero, densidad de adversarios, situación de los compañeros, distancia del tiro, ángulo de tiro, zona de tiro.
  • Características que debe poseer el que tira: Dominio del balón, potencia y precisión de golpeo, decidido, valiente, con convencimiento, agresivo y perseverante.
  • Situaciones favorables: Con ángulo de tiro favorable, cuando se puede realizar sin otra acción técnica y cuando hay posibilidad de éxito.
  • Situaciones desfavorables: Con un compañero en mejor situación, si se carece de ángulo de tiro, si la posibilidad de llegar (distancia) no es buena y si el balón viene en malas condiciones.

LA INTERCEPTACIÓN: Es la acción defensiva por medio de la cual se modifica la trayectoria del balón tocado en último lugar por un contrario, evitando o no el fin perseguido por su lanzador.

  • La acción propiamente dicha se puede realizar de dos formas: Irreflexiva o Reflexiva.

Irreflexiva: Nos indica que la trayectoria del balón es modificada por medio de un desvío, pero sin prever si se evita o no el fin buscado.

Reflexiva: Nos indica que la trayectoria del balón es igualmente modificada pero las consecuencias pueden ser dos:

Se modifica la trayectoria sin prever la segunda jugada (es el desvío clásico).

Se modifica la trayectoria sabiendo el resultado, por ejemplo: Un corte (sí nos apoderamos del balón), una anticipación (sí nos adelantamos a la acción del contrario) o un despeje (sí pretendemos alejar de la zona el balón lo más lejos posible) etc.….

LA ENTRADA: Es la acción físico técnica que tiene por objeto ir al encuentro del jugador oponente que está en posesión del balón, con el fin de impedir que progrese en el terreno o sea dueño del juego.

  • Diversas formas:

De frente: Se entra al adversario que lleva el balón en el momento justo que pierde por un momento su control.

Lateral – Tackle: Situándose al lateral del adversario flexionando la pierna de apoyo más cercana al poseedor del balón y con la más alejada intenta apoderarse del mismo o bien desviarlo.

  • La carga: Hombro a Hombro y Hombro a espalda.
  • El tackle: Le podemos definir como el forcejeo o lucha con el adversario por la posesión del balón.

ESPECIFICAMENTE PARA EL PORTERO:

Las paradas blocajes: Blocar un balón es coger este con las manos.

Desviaciones: Es el hecho de cambiar la trayectoria del balón.

Despejes: Es el hecho de golpear un balón para despejarlo de su portería.

Prolongaciones: Alargar el desplazamiento del balón, manteniendo la misma trayectoria.

Rechaces: Anteponerse al balón con cualquier zona del cuerpo, al no poderle dar una dirección concreta, impidiendo con ello que llegue al destino que intenta el adversario.

2) Técnica Colectiva

EL PASE: Es la acción técnica que permite establecer una relación entre dos o más componentes de un equipo, es el principio del juego colectivo.

LA FINTA: Es un movimiento del cuerpo con o sin balón que tiene como finalidad engañar al contrario. Por lo tanto denominaremos finta a ciertos movimientos o acciones realizadas por el jugador con el propósito de engañar, confundir o distraer al contrario de la verdadera acción que se pretende hacer, con o sin balón.

ESPECIFICAMENTE PARA EL PORTERO

Pases: Todo lanzamiento que efectúa el portero a un compañero con los pies o con las manos cuando el balón se encuentra en juego.

Saques: Todo lanzamiento que realiza el portero con el pie (en fuera de banda con las manos) cuando el balón se encuentra parado.

3) Táctica

PRINCIPIOS OFENSIVOS: Son todas aquellas acciones tácticas estratégicas que puede desarrollar un equipo cuando se encuentra en posición del balón.

Desmarques: Es escapar de la vigilancia de un adversario cuando nuestro equipo se apoderó de balón. Por lo tanto es la acción consecuente de todo jugador al ocupar espacios libres cuando un compañero entra en posesión de balón.

Desmarque en apoyo es cuando se ofrece ayuda a un compañero que se encuentra en posesión del balón, facilitándole la acción.

Desmarque en ruptura es cuando se supera la posición del compañero con balón, o bien reduciendo distancia con la portería adversaria desbordando al marcador y buscando progresión.

Ataques: Es intentar llegar a la portería adversaria, con balón, una vez puesto este en juego o cuando se ha recuperado. Requiere la acción de todo el equipo.

Contraataques: Es robar el balón al adversario e intentar llegar rápidamente a su portería, sorprendiéndole de forma que no pueda replegarse ni organizarse defensivamente y explotando los espacios libres que dejó al adelantarse. Requiere la acción de pocos elementos.

Desdoblamientos: Acciones que permiten no perder la ocupación racional del terreno de juego cuando se producen ataques o contraataques del equipo que posee el balón, cubriendo u ocupando la espalda del compañero ofensivo.

Espacios libres: Son aquellos lugares del campo que se encuentran desiertos por abandonarlos un compañero del poseedor del balón y el adversario que le marca (Creación) La acción del jugador que se desplaza al lugar dejado desierto la llamamos Ocupación. Para que este espacio sea bien Aprovechado es necesario que el balón llegue en debidas condiciones al jugador que lo ocupa. Por lo tanto el espacio libre debe crearse, ocuparse y aprovecharse.

Apoyos: Es acercarse o alejarse (sin obstáculo alguno) del poseedor del balón, pueden ser laterales, diagonales, en profundidad, desde atrás o desde delante.

Ayudas permanentes: soluciones favorables que se le presentan al poseedor del balón, por sus compañeros de equipo, en cualquier momento y circunstancia.

Paredes: Es la entrega y devolución rápida del balón entre dos o más jugadores de un equipo, mediante un solo contacto y superando al menos a un contrario.

Temporizaciones: Son todas aquellas acciones lentas hechas con astucia durante el juego para obtener ventaja (tácticamente hablando) el equipo que las realiza.

Conservación del balón/Control del juego: Son las reiteradas acciones que se realizan sin perder el balón, desplegándose y maniobrando el equipo que las manifiesta, sin otra intención aparente que la de disponer de la iniciativa y, lógicamente, del balón.

Ritmo de juego: Se manifiesta cuando se mantienen, desde el principio hasta el final del partido, unos esfuerzos y acciones que no sufren durante su desarrollo ningún cambio aparente en cuanto a su intensidad.

Cambios de ritmo: Son los diversos movimientos, en cuanto a lentitud y velocidad, de los hombres de un equipo que se encuentran en posesión del balón y de las diferentes velocidades y trayectorias de éste. Pueden ser individuales y colectivos.

Cambios de orientación: Son aquellos envíos cortos, medios o largos del balón que cambian su trayectoria. Se realizan para aprovechar espacios libres, desorientar al adversario, conseguir amplitud en ataque y buscar la espalda del adversario.

Velocidad en el juego: Son todas las acciones realizadas por los jugadores de un equipo, con golpeos de balón precisos y oportunamente orientados.

Progresión en el juego: Todas aquellas acciones realizadas por un equipo, llevando o enviando el balón, en sentido perpendicular a la portería adversaria. La progresión podrá ser más o menos rápida, pero se debe manifestar claramente.

Vigilancia: Son las evoluciones que realizan los defensores de un equipo sobre sus adversarios aun cuando el balón está en poder de algún compañero o acción estratégica.

PRINCIPIOS DEFENSIVOS: Son todas aquellas acciones tácticas y estratégicas que puede desarrollar un equipo cuando no se encuentra en posesión del balón.

Marcajes: Aquellas acciones que se realizan los jugadores de un equipo respecto a sus adversarios cuando estos se encuentran en posesión del balón.

En el aspecto individual se pueden realizar al hombre, por zonas o mixto.

En el aspecto colectivo se puede realizar el marcaje combinado, coberturas (a compañeros), permutas (con compañeros) y pressing.

Repliegues: Son aquellos movimientos de retroceso que realizan los jugadores de un equipo que perdió la posesión del balón en su acción ofensiva, volviendo lo más rápidamente posible a las zonas o misiones encomendadas por el entrenador, con el fin primordial de organizar su defensa de la forma más adecuada.

Coberturas: Es estar en situación de ayudar a un compañero que puede ser desbordado por el adversario.

Permutas: Es cuando un jugador desbordado procura, lo más rápidamente posible, ocupar el lugar dejado por el compañero que, en su ayuda, sale al encuentro del adversario.

Desdoblamientos: Son una serie de acciones que permiten, ante todo, no perder la ocupación racional del terreno de juego, cubriendo u ocupando la espalda del compañero ofensivo cuando pierde el balón, volviendo éste para ocupar el lugar del compañero que le ayudo.

Ayudas permanentes: Son aquellas soluciones favorables que se le presentan al jugador que posee el balón.

Vigilancia: Son las evoluciones que realizan los jugadores de un equipo cuando no están en posesión del balón, sobre sus adversarios, no manifestando ningún tipo de marcaje. Se hace vigilancia ocupando zonas que, aunque no tengan presencia de jugadores adversarios, no se deben dejar descubiertas por su importancia.

Temporizaciones: Son todas aquellas acciones lentas hechas con astucia durante el juego para obtener algún tipo de ventaja (tácticamente hablando) el equipo que las realiza.

Entrada: que realiza un jugador para apoderarse del balón cuando éste está en Es la acción posesión del adversario.

Anticipación: Es la acción físico – mental que realiza el defensor sobre el atacante que espera recibir el balón, modificando su posición respecto a él e impidiendo que lo reciba.

Interceptación: Es la acción que realiza el jugador que defiende, impidiendo que el balón lanzado por el adversario llegue a su destino, cortando o desviando su trayectoria.

Pressing: Acción que se realiza, una vez perdida la posesión del balón, sobre uno o la totalidad de los adversarios con la finalidad de no dejarles ninguna libertad de acción y, por tanto, romper en su orige