Infantil B Federado vs. AD Calasanz Pozuelo B

ELECTROCOR tuvo el sábado un partido complicado que terminó venciendo al San José de Calasanz por 4 a 3 en una apoteósica segunda parte que nos mantiene colíderes al frente de la clasificación por segunda semana consecutiva y seguimos presentando nuestra candidatura a estar en los puestos de arriba.

Había ganas de fútbol y de retomar la actividad, pero el comienzo del partido fue similar al de la mañana que nos acompañaba, ambos equipos fríos y con muchas precauciones que llevaron a minutos intensos de tanteo en el centro del campo y a presionar con criterio la salida de pelota para impedir la llegada a las cercanías de las áreas. El equipo visitante refrendo el buen recuerdo que todos teníamos del partido amistoso que tuvimos por el mes de Septiembre y nos recordó que la clase media de la clasificación puede causar un disgusto a cualquiera de los de arriba al menor descuido. Este año se promete muy divertido.

El partido se alteró cuando en una buena jugada del Calasanz, un balón a la espalda de la defensa, supuso un centro que acabó con un autogol de los nuestros. Fue un castigo injusto para lo que unos y otros estaban poniendo sobre el campo. Ese gol afectó a ELC que vivió hasta el final de la primera parte sus peores minutos, con una pérdida de las posiciones en el campo y por tanto el control del partido. El Calasanz tuvo sus mejores minutos hasta el final de la primera parte y nos tuvo contra las cuerdas.

La segunda mitad arrancó con 0 a 1 perdiendo y la clasificación comprometida. ELC adelantó sus líneas, recupero el ánimo y se quitó el miedo a perder para entrar en un nuevo partido completamente diferente. La mejoría del equipo fue evidente, estuvo intenso y solidario apretando mucho ante lo que había en juego y así llegaron los minutos de locura. Tras algunas buenas oportunidades, el gol del empate llegó en el minuto 46, toma, luego el daca, minuto 48 en una contra con los nuestros volcados en busca de la victoria y una discutida acción del delantero rival por presumible falta, nuevo gol de los visitantes, 1- 2. El palo fuero duro pero ELC como llevados por el diablo pusieron todo sobre el campo para empatar en el 52, ponernos por delante en el minuto 55 y presumiblemente lograr una victoria cómoda con otro gol en el minuto 61. El espectáculo resultó una delicia para los allí congregados. Con el 4 a 2 y los nuestros gustándose con un gran futbol, el Calasanz volvió a marcar en el 68, con lo que lo que la incertidumbre se mantuvo hasta que el Colegiado D. Oscar Fernandez, discreto en su arbitraje, indico el camino a los vestuarios. Final de infarto.

El sábado regresamos a la faena para medirnos en un duelo contra nuestros vecinos de Majadahonda por lo que toca seguir trabajando en busca de los tres puntos. Estamos arriba por méritos propios y con un equipo que demuestra mucho carácter cuando se ve abajo en el marcador por lo que la expectativas.

Categorías Noticias