Infantil B municipal vs. Arguelles

Bienvenidos a las crónicas del EFC, en esta jornada enfrentándose al Argüelles, en un emocionante partido hasta los minutos finales del mismo, cuando la fatiga y el infortunio hicieron mella en las fuerzas y el juego de los electrocorianos. Tras las fechas navideñas, el roscón, los reyes y la vuelta al cole, tocaba volver al campo de juego, en esta ocasión con gélidas temperaturas. Nuevamente, el EFC iniciaba el encuentro muy frío, a tono con la temperatura, y más gélido se tornaba el encuentro tras un golazo del delantero del Argüelles que embocaba el cuero en la escuadra de Nico. Escaso incentivo para empezar el año.

No se equivoquen si piensan que el EFC no tuvo batuta en el encuentro. El EFC se situaba en el campo intentando mover el balón, y llegaba de forma insistente al área rival. Hay seriedad en el centro del campo y en la defensa, donde Dani, Julián, Jorge y Gabi daban apoyo y salida a Antonio y Alex. Hubo buenas oportunidades en botas de Jorge y Gabi, sobre todo al contrataque, pero el juego del EFC recuerda mucho al de los Iniesta, Xavi, Isco, y demás bajitos, buen toque, pero pólvora mojada de cara al marco rival.

No era desequilibrado el encuentro, pues en ocasiones de cara al gol había alternancia. Sin embargo, el delantero del Argüelles, llamativo durante todo el encuentro por usar capucha roja (créanlo), gracias a su mayor velocidad y potencia de llegada consecuencia lógica de su mayor desarrollo corporal, marcaba el 2 a 0 y el 3 a 0 en una contra y en una jugada donde se aprovechaba de una momentánea lesión de uno de nuestros jugadores.

La entrada de refresco en el EFC, mediante Puskitas Del Hoyo por poner un ejemplo, daba algo de aire y capacidad de gol. Se llegaba a portería del Argüelles, pero sin encontrar premio.

La segunda parte comenzaba con unos buenos minutos de juego del EFC, sumando hasta diez ocasiones de Jorge, Gabi, Del Hoyo o Julián. EL gol era cuestión de tiempo, y era Julián quien aprovechaba un libre directo muy escorado, cerca de la orilla del área derecha, para marcar el primero y dar esperanza al equipo. Eran los mejores minutos del EFC, creciendo frente al marco rival, y bien defendido por un Nico que se mostraba seguro bajo palos.

Sin embargo, y tras una jugada desafortunada de nuestro meta Beltrán, que acababa de sustituir precisamente a Nico, el Argüelles anotaba el 4 a 1 que desplomaba nuestras fuerzas y la moral del equipo. Jugada propia de la inexperiencia, y de no haber visto a Paco Buyo haber hecho lo mismo hace unas décadas en Canal Plus.

El final del partido se antojaba cuesta abajo para nuestros jugadores, tras haber acariciado la remontada. El quinto y el sexto gol llegaban ante el comprensible bajón moral fruto de haber tenido cerca el premio del empate y lo cruel del cuarto gol.

El triple silbido del árbitro, en este caso árbitra, ponía el final al partido y a la primera fase de esta liga, en la que se ha visto calidad en las botas de los chavales, pero con la pólvora muy mojada. No obstante, hay calidad, hay toque y hay mimbres, y sólo falta montar el cesto.

Categorías Noticias