Infantil B Municipal vs. EM Fútbol Infantil B

Nueva jornada para el EFC, en el último partido del año contra la Escuela Municipal de Fútbol. Partido muy equilibrado, en el que nuestros regalos de fuera de temporada de rebajas determinaron entregar el partido a la EMF. También hay que decir que la EMF jugó en muchas partes del partido con un fútbol muy físico, y también muy verbal, pues lo que no se debe permitir en un terreno de juego entre chavales de 13 años es la provocación. Pero bueno, que con su pan se lo coman, y si les sobra lo digieran, pero no se trata sólo de ganar.

En fin, dicho esto, la figura del partido fue Moroño. Una actuación sobresaliente, con tres soberbios goles para rubricar una buena temporada en lo personal de este portento por la banda izquierda.

El partido comenzaba con el primer regalo por nuestra parte, pues en el primer corner a favor de la EMF nos olvidábamos de nuestra espalda y desde allí aparecía la delantera rival para marcar el primer gol.

A pesar de ello, el equipo estaba muy bien en ataque, y fruto del buen juego entre Barberá, Jorge, Julián y Moroño, una buena combinación desde portería, a través de Jorge, con un precioso pase al hueco, ponía a Moroño delante del portero que definía perfectamente.
Como una cosa es el ataque y la otra la defensa, y ya que defender requiere de atención y concentración, nos olvidábamos también de nuestra espalda y de nuevo la EMF nos sorprendía y se ponía por delante.

Pero hoy era el día de Moroño, y en el siguiente ataque, tras un disparo de un hiperactivo Jorge, Moroño recogía el rechace y ponía el balón en la escuadra izquierda.

Sin embargo, siguiente saque de banda por banda derecha del ataque de la EMF, a la altura de sus medios, y nuevo despiste defensivo que sirve para poner el 3 a 2. Si nuestro equipo discutiera tan bien como debiera defender, este año hubiéramos sido campeones. Pero lo cierto es que perdemos demasiado tiempo discutiendo entre nosotros, si bien es cierto que con más madurez y más autoridad este defecto acaba desapareciendo, aunque sea con la edad previa a la defunción.

Los dos siguientes goles de la EMF fueron fruto de la descolocación. Un mal saque del portero entregaba el balón franco a la delantera de la EMF, y un rechace daba otro tanto muy fácil a la EMF.

La segunda parte, que empezaba con un desfavorable 5 a 2, fue nuestra. Por fin, entendimos que había que ser solidarios en el esfuerzo, y una defensa más física, un centro del campo más poderoso y más tino en el disparo nos acercaba en el marcador.
EL tercer tanto de Moroño fue de antología. Entrando por banda izquierda, con apenas dos metros de distancia de la línea de fondo y desde fuera del área, dispara con un brutal efecto de fuera a dentro, y el balón revienta el palo izquierdo de la EMF antes de buscar la red. Un tanto que hubiera firmado Roberto Carlos.

Siguiendo la intensa presión, una falta a cinco metros del área rival es otra oportunidad para acortar distancia. Jorge se adueña del balón, y coloca le cuero en la escuadra de la EMF, con maestría y clase. Un buen colofón al cuadro de pichichis del ELC, con un tanto lleno de calidad, al estilo de Beckham.

El definitivo 6 a 4 llegaba en un balón robado, probablemente en falta, por la EMF, que aprovechaba la superioridad para marcar.
Final de temporada para el ELC, un año que prometía mucho y que ha finalizado con muchas promesas por cumplir, que esperamos sea a partir de octubre de 2016, con unos chavales más hechos, más crecidos y más maduros.

InfantilBMuni_28-5-16

Categorías Noticias