Juvenil A vs. Unión Collado Villalba

Nuestro Juvenil A continua la buena racha como local en el Recinto Ferial y acumula su segunda victoria -esta vez por 4-1- ante el Unión Collado Villalba B, quinto clasificado de la tabla. Los goleadores de la mañana fueron Nacho Soto (3), y Luis García.

Nunca se puede afirmar que una victoria ha sido sencilla, pero incurriríamos en la mentira si dijéramos que el juvenil no tuvo una mañana plácida en Las Rozas. Después de sufrir una dura derrota en casa del líder la jornada anterior, los jugadores de Sergio y Borja tiraron de intensidad y compañerismo para doblegar a un Collado Villalba que compitió en todo momento.

El fútbol del equipo no fue dinámico y en ocasiones el rival dominó en la posesión, pero los partidos no se deciden conforme al dato de dominio de balón: lo hacen en las áreas. Y ahí los nuestros fueron claros dominadores del encuentro. El dominio fue tal que ya en el minuto 4 de partido Soto abrió la lata con un auténtico golazo desde dentro del área. Con el marcador a favor es más fácil jugar y, pese a que los villalbinos no se rindieron y probaban fortuna con golpeos lejanos, nunca llegó a peligrar la integridad de la portería defendida por Diego.

Dos nuevos zarpazos de Nacho en el 15’ y en el 48’ de partido parecieron cerrar el encuentro para Electrocor; sin embargo la relajación nunca es buena compañera de viaje y Collado Villalba aprovechó para dominar el partido haciendo valer su compañerismo y buen juego colectivo. Los peores momentos para los nuestros vinieron a partir del minuto 71’ de partido cuando, en un desajuste defensivo, el conjunto amarillo redujo distancias y puso picante al encuentro.

La Unión se volcó a por el empate y el partido se tornó loco por momentos. Fue en ese preciso instante, con los villalbinos lanzados a por la machada, cuando se impuso la calidad y templanza de Luis García -el mejor jugador del partido- que cerró el encuentro con un buen golpeo de interior desde la frontal del área. Los grandes jugadores deben asumir galones en los momentos críticos y nuestro número 24, pese a que debería hacerlo con mayor regularidad, se echó el equipo a la espalda, dirigió la ofensiva roceña y cerró la victoria.

El equipo aún está lejos de jugar un buen fútbol, pero hay mimbres y calidad de sobra para que este equipo pueda realizar grandes cosas en la presente temporada. Seriedad, compañerismo y compromiso, con esas tres consignas el Juvenil A logrará todo lo que se proponga.

Categorías Juvenil Noticias