Juvenil C vs. CD Galapagar C

Cinco son las jornadas desde la última crónica del Juvenil C. Desde aquella derrota en Villalba el equipo ha progresado de manera increíble, logrando cinco victorias consecutivas.

Se remontó a un Pozuelo líder con uno menos, se goleó al Collado Mediano a la vuelta de vacaciones, se ganó en Villalba aguantando un 2-3 con uñas y dientes, se pintó el derbi de color rojo con un 2-0, y se viajó a Cercedilla para aplazar un partido imposible de jugar por la nieve.

Tras lograr estos importantes doce puntos, esperábamos al Galapagar C en el recinto para tratar de vengarnos por aquella primera jornada liguera en la que caímos por un contundente 4-1.

A pesar de un tremendo viento que hacía lo que quería con la pelota el equipo supo imponer su juego y dominar los primeros minutos. A pesar de ello, en el 20′ el árbitro iba a regalar un penalti a los visitantes. Lado izquierdo del lanzador, potente y abajo. Nuestro portero Adrián adivinó y no sólo lo detuvo, sino que lo blocó. Una de las paradas de la jornada.

A raíz de esta acción comenzó la avalancha. Calleja supo aprovechar en la delantera, posición no habitual, un buen balón para adelantar al Electro. Le siguieron Castro y el cadete Carlos para redondear una bonita y cómoda goleada al descanso. 3-0.

El mensaje en fue claro, había que mantener el ritmo y no perder la cabeza. Lo captaron y Jorge, que había sustituido al lesionado Iván, aprovechó un testarazo para poner el cuarto. La recta final estuvo calmada, y el Galapagar aprovechó su ocasión con un balón largo a espalda de la defensa. Muy al final Sañoso sentenciaba el resultado.

Puntos vitales para saltar de la octava a la quinta posición, con un partido menos frente al colista que podría colocar al equipo entre los tres primeros. A seguir soñando este fin de semana en la Cañada.

¡Vamos Electro!

Categorías Juvenil Noticias