Prebenjamín A vs. Everest B

El penúltimo partido de liga nos tocó jugarlo el domingo a primera hora, con la resaca, en el cuerpo y en la cabeza, de la final de la Champions. Pero cumplimos con las indicaciones dadas por el míster, ningún comentario ni referencia a la final hasta el final de nuestro partido, dicho y hecho.

También deciros que después del partido nadie nos acordábamos de la final, solo hablábamos del partidazo que acabábamos de ver.
Los mayores disfrutamos como enanos viendo como jugaban nuestros chicos.

Viendo como Poyi, nuestro Zidane, y David, nuestro Mono Burgos, dirigían al equipo con criterio.
Como nuestro portero, aunque no entraba mucho en juego, cuando tenía que hacerlo lo hacía con una seguridad increíble.
Como nuestros defensas, transmitieron templanza al resto del equipo.
Como nuestro centrocampista, repartía el juego con su aplomo de siempre.
Como nuestros laterales, corrían la banda con rapidez y agilidad.

Y como nuestros delanteros, se hacían hueco entre la defensa contraria y pedían el balón.
El Everest defendió muy bien, pero nuestros chicos vieron los pocos huecos que dejaban. Perdimos la noción del tiempo, se nos hicieron cortos los minutos, y también perdimos la cuenta de los goles, pero como ya os he +dicho, eso era lo de menos. Los chicos movieron el balón a su antojo, combinaron, defendieron y atacaron como un equipo de profesionales.

Puede que penséis que todo esto es un bonito cuento, o la ilusión de unos padres ilusos… Pues si es así, os animamos a todos a comprobarlo este domingo, a las 18:00, en la pista Rematar 1, y acompañarnos en el último partido de liga, en el que pueden proclamarse campeones de liga, por segundo año consecutivo.

Os esperamos a todos y ¡Aúpa Electrocor!

Categorías Noticias