Prebenjamin A vs. Logos

Partido de profesionales.

Empezamos a resolver los partidos como los profesionales, como los equipos buenos; salimos a jugar muy serios, muy concentrados, continuamos el juego sin despistes ni excesos de confianza, ganamos, y nos vamos a casa. Con la confianza de haber hecho bien nuestro trabajo.

Así hemos ganado hoy al equipo de Logos por cuatro a uno, sin pasar apuros y sin estridencias.

Se nota que los chicos están entrenando bien y van adquiriendo seguridad y rutinas de funcionamiento como equipo; van teniendo un estilo de juego propio, que les identifica, sin asumir riesgos en defensa, si estamos presionados despejamos el balón sin contemplaciones, y si no hay presión sacamos el balón jugado, combinando a algún compañero; y con un juego siempre muy directo, muy rápidos, pero ya sabiendo cada vez mejor cuándo hay que hacer pausa y buscar al compañero (a un amigo, como dice el técnico).

Por cierto, nuevamente es de justicia reconocer en este proceso de mejora en que están los chavales la labor del cuerpo técnico; el que cada vez más vayan jugando de memoria y el que nunca bajen el nivel de tensión, desde minuto 1 al 40, en buena parte es culpa suya, por lo que se ve en los entrenamientos y por lo que se le oye en los partidos.

De esta manera transcurrió el partido de hoy, gol en el primer minuto, un gol en cada cuarto, cuando el equipo contrario marca el suyo, se ponen tres a uno abajo y parece que empiezan a creer en la remontada, animados por su afición, metemos el cuarto y vuelta a la normalidad.

Hay que seguir en esta línea, haciendo valer la frase que, cuando el partido finalizaba, le dijo un jugador del Logos a su madre que le animaba desde la banda, y que cogieron las cámaras del programa “Lo que el ojo no ve” del Plus : ¡ Jo mamá, es que son muy buenos ¡ ( la frase la cogió este cronista, y la traigo aquí para alimentar el orgullo de los chicos, y también de entrenadores y padres).

Otro reconocimiento, esta vez a la afición, deportiva, animando a un jugador contrario cuando se hace daño, comedida en la celebración de los goles para no molestar a nadie, y siempre incansable, aplaudiendo y empujando a los chicos en todo momento.

 

 

Categorías Noticias Prebenjamín