Prebenjamín A vs. RFEF FEM Benjamín

Después de un gran inicio de temporada, esta semana nos tocaba enfrentarnos contra unos de los equipos más difíciles del grupo: el benjamín femenino de la federación española. Igual que nuestro equipo, las chicas también continuaban invictas y nos habían comentado que iban a ser un rival muy duro de batir. La diferencia de edad se nota bastante a estas edades, e impresionaba verlas calentar (eran muchas, muy altas y tocaban muy bien el balón). Sin embargo, a estas alturas de la liga parece que nuestros chicos se han curtido, porque se presentaron en el campo del Retamar decididos y sin nervios.

Los dos equipos se dedicaron a estudiarse durante los primeros minutos del partido, aunque ya se veía claro que el encuentro iba a ser muy intenso y de bastante más calidad de los que habitualmente se disputan en esta categoría. Desde el inicio, Poyi dejó bien claro (y alto) desde la banda que había que presionar para no dejar espacio al rival, y nuestros jugadores se aplicaron a la tarea. Con esta presión poco a poco tomamos el mando del partido y no lo soltaríamos hasta el pitido final.

Apenas transcurridos unos minutos del primer cuarto, ya se había definido el partido: nuestros chicos estaban muy bien colocados sobre el campo y eran capaces de presionar al contrario sin perder el orden. Las chicas de la federación no acertaban a atacar con peligro, y en cuanto perdían el balón nuestro equipo atacaba con rapidez y creaba oportunidades. En uno de nuestros primeros ataques llegó el 1-0 como justo premio en una jugada preciosa muy ovacionada por la grada. Sin embargo, el equipo contrario no se achicó con el gol y siguió jugando sin prisas. A pesar de nuestra presión, las chicas tenían mucha calidad, y también ellas tuvieron algunas oportunidades, que no llegaron a concretar. En una de ellas, nuestro portero, muy atento, abortó un contraataque con una valiente salida. En las últimas jugadas lanzamos varios balones altos que llevaban mucho peligro al centro del área, aunque el marcador no se movió. El primer cuarto nos dejó muy buen sabor de boca y los padres comentábamos en la grada lo mucho que estábamos disfrutando. Habíamos venido preparados para sufrir y el partido, aunque no estaba ni mucho menos ganado, estaba controlado y pintaba muy bien

Durante el segundo cuarto seguimos jugando con colocación y mucha intensidad, pero sin muchas ocasiones claras. En una de las pocas llegadas que tuvimos estrellamos un balón en el palo. Con una ventaja tan ajustada, los minutos parecían eternos, y hacia el final del cuarto las chicas empezaron a dominar, lo que nos permitió organizar un par de rapidísimos contraataques que, por desgracia, no pudimos terminar en gol.

Tras el descanso, el tercer cuarto definió el partido. Comenzamos de nuevo muy serios, presionando y sin dejar resquicios al contrario. Gracias a la presión muy arriba, recuperamos un balón que nuestro delantero lanzó a portería inmediatamente. A pesar de no ir muy fuerte, estaba bien colocado y entró poco a poco por una esquina, fuera del alcance de la portera. Con el 2-0 llegó nuestro mejor juego y algunas oportunidades muy buenas, incluido un tiro lejano potente y colocado que casi fue gol. Inmediatamente después llegó el tercer tanto en una jugada preciosa que define muy bien a este equipo: la defensa interceptó un balón, pase de tiralineas al lateral, regate y pase rápido cruzado al área donde el delantero empujó el balón a gol con el portero batido. Rapidez y precisión en una jugada que dejó pasmadas a las dos gradas.

Con el 3-0, el último cuarto requería concentración para mantener la ventaja. Nuestros chicos supieron mantener la tensión hasta el último momento, e incluso supieron sacar un balón de la línea de meta cuando ya se colaba el primer tanto del contrario. Salvo en esa jugada, las chicas de la federación no pudieron crear oportunidades claras, aunque apretaron y lo intentaron hasta el final. El partido acabó con otro balón de nuestros delanteros al poste, las hinchadas animando a sus equipos y los dos entrenadores casi afónicos de tanto gritar desde la banda.

En resumen, otro muy buen partido de un equipo que tiene un gran futuro, pero que ya nos está haciendo disfrutar muchísimo en el presente. Tras el esfuerzo, padres, hijos y esforzados entrenadores nos fuimos a celebrarlo con una comida navideña. Durante la sobremesa, lógicamente, los niños siguieron jugando al fútbol… nunca tienen suficiente 😉

Categorías Noticias