Senior vs. Aravaca C

Después de tres victorias consecutivas y el ánimo arriba, el equipo Senior visitaba al Aravaca C.F. “C” con la intención de llevarse los tres puntos, o al menos puntuar… Es bien conocida la teoría de nuestro Director Deportivo, Luis Poyato, por la que si ganamos todo en casa y no perdemos fuera, el ascenso está garantizado (se basa en no perder ni un partido en todo el año, claro).

La primera mitad estuvo marcada por los numerosos errores propios, sobre todo de concentración, que provocaron desajustes tácticos en todas las líneas. Y también por la buena actitud del equipo local, que supo aprovechar sus armas y las ocasiones de las que dispuso. En el minuto 15 el Aravaca se adelantaba en el marcador, y pocos minutos después Sergi lograba el empate. A pesar de fallar en los pases y en algunos movimientos tácticos, seguíamos fieles a nuestro estilo tratando de jugar el balón por el suelo, algo muy importante para ir mejorando partido a partido. Los locales se adelantaron de nuevo tras un saque de esquina, y la diferencia al descanso pudo ser mayor de no ser por un penalti que el delantero del Aravaca estrelló en el larguero.

En el descanso lo importante era motivarnos, ser conscientes de que podíamos y sabíamos hacerlo mejor, y salimos al campo enchufados y con ganas de sacar un buen resultado. Realizamos algunos cambios de posición de algunos jugadores, pero siempre manteniendo el esquema y la intención de juego. Y tan solo 5 minutos tardó Joel en poner el empate, y otros 10 para firmar un doblete y ponernos 2-3 por delante. El equipo había mejorado mucho, estábamos más concentrados en el trabajo individual y el colectivo, más intensos, y con muchas ganas. 

Durante todo el partido el equipo local mantuvo la línea de la defensa muy adelantada, y pese a que tenemos jugadores rápidos y recursos para haberlo aprovechado, caíamos en fuera de juego constantemente (algunas veces de forma clara, otras no tanto). Hacia el minuto 75, una de esas jugadas dudosas, que acabó con gol de Joel anulado por fuera de juega, fue seguida instantáneamente del gol del empate para los locales. Sin duda una jugada importante para el resultado, pero en el fútbol los goles no se merecen, o se marcan o se olvidan.

Los últimos 15 minutos fueron de mucho trabajo, no queríamos irnos sin los tres puntos por los que habíamos remado tanto, pero tampoco podíamos descuidarnos porque podíamos perderlo todo. Y hubo tiempo para otra jugada dudosa por una posible mano en el área local, pero es una mera anécdota. Final, 3-3 en el marcador, y un punto fuera de casa que siempre es buen resultado. Tras 6 jornadas de Liga (y solo 5 partidos jugados), con 11 de 15 puntos posibles, el equipo sigue invicto y a solo 2 puntos de la cabeza. El siguiente capítulo, este domingo día 25, a las 10’00h en el Recinto Ferial.

Categorías Noticias