Prebenjamin vs. Federación 7E

¡ Que emocionante!

Seguramente el sábado  jugamos, contra la Escuela RFEF 7E, el partido más disputado y emocionante de la temporada, para acabar ganándolo por tres a dos.

El inicio del encuentro no hacía presagiar tanta igualdad en el marcador y tanta tensión en el partido, porque los nuestros salieron enchufados desde el primer momento, ya en la primera jugada estuvieron a punto de marcar, y llevaban el dominio del partido de forma clara, jugando con mucha rapidez e intensidad.

Las ocasiones de gol se sucedían y parecía que íbamos a marcar en cada jugada, pero el equipo contrario también daba muestras de equipo sólido.

Así se desarrollaba el primer cuarto hasta que llegó el gol de la Federación, en una jugada a balón parado que por unos momentos nos trajo los fantasmas del último partido que perdimos, y así se llegó al final del cuarto.

El gol encajado nos obligó a comenzar el segundo cuarto  a remolque en el resultado a pesar del buen juego realizado, y el mérito de los chicos fue que, aunque el balón no quería entrar y no se acababan de rematar las jugadas, lo seguían intentando y no perdían los nervios, bien dirigidos desde el banquillo (todos los nervios estaban en las gradas, entre las  aficiones).

En este segundo cuarto logramos empatar, parecía que todo se normalizaba y que, una vez “abierta la lata”, los goles llegarían. Pero otra vez fueron ellos quienes volvieron a adelantarse en el marcador en una jugada de auténtica mala suerte, de continuos rebotes en nuestra área; y nos veíamos obligados otra vez a luchar contra corriente para llevarnos un partido, que merecíamos hacerlo por juego y que necesitábamos hacerlo porque el empate no nos servía para nuestro objetivo de acabar la liga entre los tres primeros.

Los minutos pasaban, el empate no llegaba, los nervios en la grada se disparaban, “la árbitra” tuvo algunos errores que nos perjudicaron, con ello los nervios en la grada se disparaban aún más… pero los chavales a su ritmo; a jugar y a jugar, sin perder los papeles, hasta que lograron el empate a dos.

Quedaba casi todo el último cuarto y nuestros jugadores siguieron presionando en todo el campo y jugando muy bien al fútbol, en busca de un gol que se nos resistía, como lo había hecho durante todo el encuentro.

Pero por fin la fortuna nos sonrió en los últimos minutos del partido, con un tercer gol que hizo justicia a los méritos de nuestros chicos y que desbordó la alegría entre la afición, recompensándola de lo mucho que había sufrido (¡ pero esto es lo mejor del fútbol, disfrutar con los nuestros, y verles disfrutar a ellos, pasar nervios y emociones, y, si al final ganamos, disfrutar aún más !)

Por cierto, lo de la pasión por el fútbol de estos chicos es para nota. Esta semana otro cumple, el de Pablo Simón (¡Felicidades Campeón!) y otra vez a celebrarlo con más fútbol, hora y media de partido casi nada más acabar el de liga y los chavales corriendo y peleando por los balones como si no hubieran jugado nunca. Además metiendo presión a este cronista, que hizo las veces de árbitro/entrenador y al que los chavales no pararon de recordarle lo mal árbitro que era y que Poyi era mejor entrenador (también es cierto que a Poyi no se le desmadra ninguno y a mí me perdieron el respeto en el minuto uno).

Esto llega al final, el próximo sábado jugamos el último partido de liga, contra el Berriz, así que… ¡ a ganar, y a cerrar la temporada, que está siendo fantástica, lo más arriba posible, porque campeones ya somos !

 

Categorías Noticias Prebenjamín