El primer equipo de Electrocor da continuidad a su buen estado de forma convirtiendo El Abajón en un fortín tras lograr en la tarde de ayer su cuarto triunfo consecutivo.

Delante, un Club San Agustín que no iba a poner las cosas fáciles. Rival serio, competitivo, incómodo y con las ideas muy claras. Empate sin goles al descanso en una primera parte nivelada en la que los nuestros no se sintieron cómodos en la ninguna de sus fases.

Fue en el segundo periodo cuando los roceños, a base de paciencia y personalidad, comenzaron a generar ocasiones a través de juego exterior y centros laterales con mucha presencia en el área rival.

Mestre, en el minuto 59 abriría la lata con un gran testarazo tras asistencia de Mingo.

Poco después, un contragolpe llevado a cabo por Almirall terminó con magnífica asistencia del mismo para que San Román, de segunda línea, estableciera el 2-0 a los 73 minutos de partido.

No obstante y pese al dominio en el juego y marcador, a Electrocor le tocó replegarse y ponerse el mono de trabajo en la recta final, ya que nuestro mediocentro Rubio vería la expulsión a un cuarto de hora para el pitido final.

Con un jugador menos, San Agustín comenzó a llevar la iniciativa y proponer con más libertad, pero el buen repliegue y trabajo solidario de los locales trajo como recompensa el definitivo 3-0 de nuevo al contraataque. Un inspirado Mestre arrancó la moto, atacó el espacio y asistió de nuevo a San Román para que solamente tuviese que empujarla.

Tres importantes puntos para seguir peleando por el objetivo. Cuatro finales por delante en el mejor momento de la temporada para Electrocor Las Rozas.