El primer equipo de Electrocor y Villanueva de la Cañada echarían el cierre a la temporada 2020-21 en El Abajón en el partido correspondiente a la decimonovena Jornada.

Objetivos cumplidos por parte de ambos equipos. En juego, la octava posición del campeonato.

Los de casa plantearon un repliegue intensivo para poder hacer daño al contragolpe. El rival proponía desde atrás y los desmarques de sus hombres de ataque generaban algo de peligro a la espalda de la defensa rojilla.

Contratiempo para Electrocor, ya que su mediocentro Rubio tenía que abandonar el terreno de juego a la media hora de partido por lesión. Alcoba entraría al verde en su lugar.

Fue sin embargo Electrocor, el que dispuso de las dos ocasiones más claras del primer periodo. Primero Pol iba a rematar con elegancia un centro lateral. El testarazo, a la cepa del poste.

Poco después, una sutil asistencia de Will dejaría solo a Almirall ante el portero. El mano a mano no fue aprovechado por el 11.

Resultado gafas en el marcador y todo por decidir.

Los de Nacho Pérez iban a cambiar su manera de defender de cara a la segunda mitad. El repliegue inicial iba a ser modificado por un bloque alto de presión, asumiendo riesgos a la espalda pero siendo muy efectivos forzando constantes pérdidas del rival e incomodando su salida de balón.

Pero este encuentro iba a tener una trascendencia mayor que la de tres puntos más. El línea giraba la banderola en el minuto 66 y El Abajón se fundió en una sonora ovación para despedir al 17. Pol Gorriz sería sustituido y pondría fin así a toda una vida defendiendo el escudo. Un momento realmente emocionante que quedará siempre en nuestro recuerdo.

El choque debía continuar y fue en los últimos instantes del duelo cuando se contabilizaron las ocasiones más claras. Villanueva de la Cañada dispuso de dos contragolpes perfectamente ejecutados que no terminaron en gol por muy poquito. En el primero de ellos, la definición del punta se perdería rozando el poste. En el segundo, fue Jorge Caba el que detendría con una gran parada el tiro final.

Dos nuevos trueques en el cuadro local. Juanma y Almirall iban a dejar su sitio a Lombo y el juvenil debutante Checa. Esta inyección de energía empujó a Electrocor a encerrar al rival en su campo y generar situaciones de gol a través del balón parado e incursiones por banda.

Fue en tiempo de descuento cuando tras una gran acción asociativa, Alcoba sacó la varita y sirvió en bandeja un gol transformado por Mestre de soberbio testarazo pero anulado por el asistente por fuera de juego.

Justo reparto de puntos en Las Rozas entre dos equipos que están llamados a pelear por cotas más altas en la venidera temporada.